El sueño de Su Alteza Real la Princesa Basma bint Ali de desarrollar un espacio en el que conservar las plantas y los ecosistemas nativos de Jordania y promover la investigación de la biodiversidad y el aprendizaje ambiental se está arraigando en el Jardín Botánico Real (RBG). Ubicado al norte de Ammán, en Tell Ar-Rumman, con vistas a la presa del Rey Talal, el RBG, cuando se complete, ondulará sobre 445 acres montañosos y que ofrecerá a los visitantes oportunidades de entretenimiento y exploración, que incluyen senderos para caminatas, hábitats nativos jordanos y varios jardines temáticos. Además de crear un emocionante destino de ecoturismo en el Medio Oriente, el RBG también pretende demostrar sensibilidad ambiental y sostenibilidad. Se están preparando planes para un centro de investigación y un centro de desarrollo comunitario para generar ingresos para proyectos artesanales. Un centro de vida sostenible organizará talleres sobre prácticas ecológicas como el compostaje, la cocina solar y construcción ecológica. Aunque todavía no está abierto al público, el personal empleado en el Jardín está trabajando con los lugareños para rehabilitar los pastizales de Jordania mediante la introducción de nuevos métodos de pastoreo y proyectos para guardar semillas. También están documentando los usos tradicionales de las plantas medicinales, preparando la Lista Roja de Especies de Plantas Amenazadas de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) y lanzando el primer herbario en línea del Medio Oriente. Al adoptar formas de comprometerse con el medio ambiente de manera más integral, los lugareños y los visitantes del Reino podrán avanzar con la filosofía de Su Alteza Real la Princesa Basma bint Ali. Ella ha dicho: «La conservación no es un pasatiempo, sino un estilo de vida que nos permite transmitir un legado a las generaciones futuras. No uno de destrucción y usurpación de todo, sino más bien un verdadero tesoro».

Leave a Reply